Vamos con un aperitivo salado de esos que tanto os gustan, con una combinación de esas que tanto me gustan a mi 😉 Un pastel de verduras asadas al horno con masa filo, idea de mi hermana, la del pionono de salmón, queso crema y aguacate. La verdad es que adoro la masa filo, me encanta la textura que le queda, y ya tenía ganas de publicar algún plato preparado con ella. Este finde tuvimos invitados distinguidos en casa (lo pongo así porque me consta que le van a leer….) y a mi hermana se le ocurrió que podíamos preparar este pastel de cena. Según me dijo los ingredientes me animé al momento, y resultó un pastel fácil de hacer y muy pero que muy resultón. Lo único que nos falló es que después de asadas, las verduras las añadimos al pastel con una espumadera, tendríamos que haberlas pasado por un escurridor a conciencia, porque nos quedó demasiado jugo. Por el resto el contraste de las verduras y el queso de cabra, con el crujiente de masa filo quedó impresionante.
Juzgad por vosotros mismos.

Ingredientes (12 personas):
– Un paquete de masa filo.
– 2 calabacines medianos.
Р1 berenjena grande o dos peque̱as.
– 2 pimientos rojos.
– 2 cebollas grandes.
– 2 rulos de 130 grs. de queso de cabra.
– aceite de oliva, agua y sal.
Lo primero que haremos será lavar y secar los pimientos, las berenjenas y los calabacines. Las cebollas las pelamos. Lo partimos todo en bastones y lo disponemos sobre una bandeja de horno.
Aderezamos con un vaso de agua, sal y un chorrito de aceite de oliva suave.

Horneamos a 170º durante por lo menos una hora, hasta que veamos que las verduras están tiernas y hechas.

Retiramos del horno y dejamos templar. Pasamos las verduras a un escurridor para que suelten todo el agua de la cocción.
Ponemos papel vegetal en un molde redondo para horno (el mio debe de ser de 28 o 30 cm). Pintamos el papel vegetal con un pelín de aceite y ponemos una de las hojas de masa filo.

Pintamos ligeramente la hoja con más aceite y ponemos la siguiente, superponiéndolas para que vayan cubriendo todo el molde. En total pondremos unas 8 hojas de masa filo de base.

Una vez hecha la base del pastel ponemos todas las verduras (capa a capa, cada capa de una verdura distinta) y dejamos la cebolla.

Cortamos los dos rulos de queso de cabra (podéis usar un trozo de rulo grande) en rodajas finas (si usáis rulos de los pequeños deshechamos los extremos) y lo extendemos por encima de las verduras.

Por encima ponemos la cebolla que habíamos reservado.

Cubrimos con unas 5 hojas de masa filo, deshechando el sobrante (que no salga por fuera del diámetro del molde).

Horneamos a 180º hasta que la tapa de arriba esté bien doradita (30 minutos como mínimo).

Sacamos del horno, dejamos templar y servimos aún caliente.
Y por hoy nada más lechones, espero que os haya cundido el aperitivo, os aseguro que estaba de muerte. Sed buenos y pasad una buena semana.
Tito al moro!!!

Pin It on Pinterest

Share This