Galletas de avena y naranja

Galletas de avena y naranja

«Me miró con expresión de complicidad; un camarero trajo champán e insistió en abrir él mismo la botella. Firmé el contrato, hizo saltar el tapón, puso todo perdido de champán, llenó dos copas y entregó una a Douglas y otra a mí. Le pregunté: —¿No bebe usted? Hizo una...

Pin It on Pinterest