Tarta mousse de chocolate negro a la naranja con capa de chococolate con leche al caramelo - La Cocina de Mezquita
323
post-template-default,single,single-post,postid-323,single-format-standard,et_monarch,et_bloom,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

Tarta mousse de chocolate negro a la naranja con capa de chococolate con leche al caramelo

Hace como unas 3 semanas fue el cumpleaños de mi hermana Bego, así que le pregunté “¿que tarta quieres que te haga?” y me dijo: “una nueva que tengas ganas de probar a hacer”….. “pero….. ¿y si me sale mal?” …… “no importa, inténtalo”.

Tengo un libro en casa: Chocolate: las 100 mejores recetas, del que siempre tengo ganas de hacer alguna…. y sin embargo me puse a echar una ojeada… y no me convenció ninguna… hacía calor y buscaba una receta fría… así que me acordé de que existe un sitio donde todo es posible en el mundo de los postres, y donde es seguro que encontrarás una receta dulce que quieras hacer (sino mil…..), i-recetas.
No sé si se puede explicar con palabras justas como es el blog de pepinho…. hay que verlo para creerlo, entre los postres tan increibles que tiene, y la fotografía tan buena que hace, a mi se me cae la baba… Llevaba mucho tiempo siguiéndole pero nunca me había animado con ninguna de sus recetas, así que pinché en tartas, y busqué…… y de repente leí: Mousse de chocolate a la naranja con trufa de caramelo ….. PERFECTO.

He de seros sincera…… varias cosas salieron mal y estuve a punto de abortar misión y recurrir a alguno de mis clásicos….. el demonio me decía “abandona….. la estás cagando” y el angelito por la otra oreja “sigue!!!! aún puede salir bien”…. y yo que creo que en la cocina todo es aprovechable le hice caso al angelito y dejé el cartucho del postre de siempre para el final…. al final no me hizo falta quemarlo.

Os cuento. Pepiño hace un caramelo casero para su capa de chocolate con leche …. yo lo intenté, lo juro que lo intenté, pero se me torció, no se me doró como se suponía que debía, no sé si no tuve suficiente paciencia o hice algo mal, pero al final tiré con el intento a la basura y saqué el caramelo royal de la nevera. Pero entonces me pregunté…. igual con este cambio no cuaja suficiente, voy a ponerle gelatina en polvo, como a la otra capa… por si las moscas…. así que una vez que terminé con la primera capa la puse en el molde desmontable y me fui toda contenta a recoger los cacharros para el segundo round…… Hasta que escucho la voz de alarma de mi tía…. “Niña este molde pierde!!!”
AHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHH!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
Que horror ver como la capa de trufa al caramelo que has hecho con tanto amor va saliendo lenta pero constantemente del molde…. que por cierto VOY A TIRAR A LA BASURA.
Lo metí rápido en la nevera para que cuajase antes… y al final las bajas no fueron tantas como para no poder seguir con el invento…..

La mousse de chocolate negro a la naranja no me dio problemas, y una vez puesta en el molde y comprobado que ya no había fugas, supe que el postre iba a ser un éxito, teniendo en cuenta que había probado las dos capas antes de ponerlas en el molde y me habían encantado…..

Para la próxima vez he de aprender dos cositas: la primera sustituir mi molde desmontable por uno nuevo y bueno, que cierre BIEN. La segunda invertir las capas, ya que la de mousse de chocolate a la naranja cuaja mejor, y la de caramelo queda más cremosa, mejor dejar la de caramelo por arriba.

Ingredientes (tarta para 10 personas):

Capa de mousse de chocolate a la naranja:

– 140 grs. de chocolate negro 70% cacao.
– 2 cucharillas (de las de té) de gelatina en polvo.
– 4 cucharadas de agua (pepiño pone 3 de licor Grand Marnier… yo preferí no ponerle licor).
– 4 huevos (pepiño usa dos enteros y dos yemas, yo aproveché las dos claras sobrantes).
– 2 cucharadas soperas de azúcar.
– 300 ml. de nata para montar (que conservamos en el frigorífico hasta justo antes de montarla).
– ralladura de una naranja.

Capa de trufa de caramelo:

– 250 grs. de chocolate con leche.
– 160 ml. de nata líquida.
– 3 cucharadas soperas de caramelo.
– 2 cucharaditas (de té) de gelatina en polvo.
– 4 cucharadas soperas de agua.

Preparación:

Lamento deciros que de la primera capa, dados los incidentes, no me dio para hacer fotos… estaba absolutamente concentrada en mi labor de bombero apaga-fuegos……. Pero tampoco tiene nada del otro mundo. Calenté en un cazo el chocolate con la nata hasta que se fundió (fuego medio) y añadí el caramelo. Removemos y apartamos del fuego.

En una taza ponemos la gelatina en polvo con una cucharada de agua fría y removemos. Le echamos las 3 cucharas de agua restantes muy muy calientes y revolvemos bien hasta que no queden grumos.

Echamos la gelatina en el chocolate y removemos bien.

Forramos la base de un molde desmontable (que no pierda!!!!) con papel de horno y vertemos la crema. Dejamos reposar primero a temperatura ambiente y luego en el frigorífico.

Si os decidis por esta tarta, que verdaderamente os la aconsejo… independientemente de que capa pongais abajo, lo que sí está bien que las prepareis con tiempo de por medio, es decir, que a la capa de abajo le de tiempo a estar unas dos horitas en el frigo, para que cuaje bien.

Vamos con la capa de chocolate negro a la naranja (ya estaba más calmada y sí hay fotos).

Ponemos en un bol amplio dos huevos enteros y las yemas de los otros dos (deben estar a temperatura ambiente) reservamos las claras de las dos yemas. Añadimos el azúcar y la ralladura de naranja. Batimos bien.
Ahora vamos a fundir el chocolate negro, hay dos maneras, fundirlo al baño maría en un cazo, o al microondas en un cuenco…. hasta hace poco yo renegaba de fundirlo en el microondas, basicamente porque una vez hace muchos años lo intenté, lo quemé, y dos semanas más tarde cuando calentabas la sopa en el micro aún sabía a chocolate quemado (con lo bueno que es el chocolate que asqueroso resulta cuando se quema)…. pero me acordé de la historia del elefantito… El elefantito pequeño que capturan para el circo y al que atan a un poste de madera… el elefantito intenta huir tirando de la cuerda pero el poste es demasiado fuerte para él… lo intenta y lo sigue intentando hasta que un día se cansa y deja de intentarlo…. lo curioso es que cuando el elfantito crece y se hace grande, sigue atado al mismo poste, que podría tirar perfectamente y huír, pero el elefante ya se ha hecho a la idea de que no puede, y ni siquiera lo intenta…….
Esta historia pasa en la vida misma muchas veces…. y aunque quizás os haya parecido ridiculo, yo me acordé de él y decidí intentarlo.
Y fue una buena idea. Ponemos el chocolate troceado en un cuenco apto para micro. Lo metemos en el micro 30 segundos. Sacamos y movemos (no se habrá derretido lo más minimo… no importa), volvemos a meter otros 30 segundos, sacamos y movemos bien, empezará a derretirse pero aún queda…. volvemos a meter otros 30 segundos, sacamos y removemos bien… así hasta que se funda por completo, así no corremos peligro de que se nos queme. Ojo, a veces cuando lo sacamos del micro no está completamente fundido, pero con el calor que conserva, al removerlo con cuchara de mader, termina de fundirse y no es necesario volver a meterlo… tenedlo en cuenta.
Añadimos el chocolate a la mezcla de los huevos y mezclamos bien.

Batimos las claras que habíamos reservado, con una pizca de sal, hasta que estén a punto de nieve.
Añadimos a la crema y mezclamos con cuidado con una espátula.
Hasta que esté bien integrado.

Ahora montamos la nata, para no tener problemas en este punto debeis sacarla de la nevera justo cuando la vayais a batir. Una vez montada añadimos a la crema.Mezclamos cuidadosamente con la espátula hasta que esté bien integrado.
Es el momento de sacar la primera capa de la nevera, que ya habrá cuajado suficiente como para que podamos echar la segunda capa por encima… en el papel podeis ver la fuga de la que os hablaba.
Dejamos cuajar la tarta en el frigo un mínimo de dos horas…. estupendo si la haceis el día anterior de consumirla. Una vez cuajada adornamos al gusto.

Ya os digo que después de todos los contratiempos el postre realmente mereció la pena, fue un auténtico éxito en casa, a mi hermana le encantó y pienso repetirlo… así que si os gusta el chocolate animaros, de verdad que es una delicatessen…. Os dejo con la foto del corte, para que os recreeis, como yo 😉

13 Comentarios
  • Espe
    Publicado en 09:06h, 27 Mayo Responder

    pues tiene una pinta sensaiconal..

  • María José
    Publicado en 10:28h, 27 Mayo Responder

    ¡ Cómo me alegro de que ganara el angelito y no el diablillo….! En mi cocina, todo hay que decirlo, suele ganar el diablillo, pero claro, yo no tengo paciencia y soy una caga prisas….
    El molde también me ha dado problemas. Está claro que para este tipo de tarta aunque sean carillos , merece la pena tener uno bueno.¿ Conoces el de Lekue desmodable con la base de porcelana ?
    Bueno, a lo que vamos , que estando a dieta esto es un pecado.¡ Qué ricura !
    Un besuco,
    María José.

  • Pilar - Lechuza
    Publicado en 11:01h, 27 Mayo Responder

    No soy de las apasionadas del chocolate, pero en casa tengo varios choco-adictos, así que en cuanto me haga con los ingrs. la preparo que tiene una pintaza increible.
    un biquiño

  • Caldebarcos
    Publicado en 13:08h, 27 Mayo Responder

    Estas tartiñas son ideais para este tempo de máis calor porque ademais de estar boísimas son fresquiñas. Esta combinación é unah bomba, ten que ser unha explosión de sabor na boca.
    Biquiños

  • sol
    Publicado en 13:55h, 27 Mayo Responder

    Hola,
    Felicitaciones por tu blog y tu tarta mousse de chocolate, me encantó.
    En Chile estamos en otoño y hace bastante frío así que viene perfecto, nada como el chocolate para entrar en calor.
    Un beso

  • anta
    Publicado en 14:27h, 27 Mayo Responder

    Yo he hecho algunos postres de Pepinho (la tarta de queso y calabaza es espectacular), y ninguno falla. Tiene unas medidas y unas instrucciones tan precisas que si lo haces como él dice te sale seguro.
    Tu tarta parece cremooosa, cremosa. Con esa textura y además fresquita debe estar deliciosa.
    Enhorabuena por el éxito.
    Besos.
    Esperanza

  • kanela y Limón
    Publicado en 16:10h, 27 Mayo Responder

    Menuda pintaza que tiene la tarta!! Está para devorarla.
    Un besiño.

  • Begoña
    Publicado en 19:19h, 27 Mayo Responder

    Si no nos cuentas tus problemillas, no nos damos cuenta. Te ha quedado perfecta y con una pinta super apetecible.
    Yo soy fan incondicional de Pepinho, he hecho muchas de sus rectas, es GENIAL!!!
    Un abrazo, Begoña

  • Isa
    Publicado en 20:21h, 27 Mayo Responder

    preciosa tarta y estupendo el paso a paso
    el corte de pelicula
    no se puede pedir mas¡¡¡¡¡¡
    un b eso

  • Mezquita
    Publicado en 08:31h, 28 Mayo Responder

    Espe muchas gracias guapa, tú siempre ahí al pie del cañón….

    María José no conocía el molde de Leuké… pero ya lo tengo fichado… ahora la duda es a ver como lo consigo… Y sí… para la dieta esto es prohibitivo… pero hay que ser un poco mala de vez en cuando, no?? Biquiños mil.

    Lechu ya me contarás… con tus manos me imagino que te quedará de coña. Un bico enorme.

    Calde canta razón tes…. e sí.. é certo que ten unha mistura de sabores que lle vai moi ben… aínda que eu non estaba segura que o choco-laranxa casara co caramelo… pero vai perfecto…
    Biquiños para ti tamén.

    Sol muchas gracias por tus felicitaciones. Un beso muy gordo para chile 😉

    Esperanza muchas gracias guapa… la verdad es que Pepinho tiene un blog de la leche… a mi se me cae la baba… poco a poco iré probando sus recetas…..
    Un besazo enorme.

    Cris muchas gracias. Otro besiño para ti.

    Gracias Bego, estoy de acuerdo contigo, Pepinho es genial 🙂
    Besiño grande.

    Isa muchas gracias. Un bico grande.

    Laura.

  • Carlos Dube
    Publicado en 10:33h, 28 Mayo Responder

    Pues como dice otra gente, la tarta te ha quedado tan preciosa que si no nos cuentas, ni se nota, y vamos, seguro que de sabor riquísima. Ya sabes que soy un fanático del chocolate como tú, y con naranja vamos… ¡la locura!

    Si sólo se trata de cambiar el orden de las capas, o de cambiar el molde, pues mira, la próxima vez solucionado.

    ¡Pero nunca se tira nada!, para eso está la cuchara sopera jejeje.

    Un saludo.

  • Amanda
    Publicado en 23:08h, 31 Mayo Responder

    Sensacional!! Qué mezcla de sabores más rica!!
    Besito.

  • Margarida
    Publicado en 16:18h, 13 Junio Responder

    Sin ser demasiado chocolatera no le haría ascos a esta rica tarta.

    Besitos miles

Deja un comentario

Pin It on Pinterest

Share This