Empanadillas de pollo - La Cocina de Mezquita
270
post-template-default,single,single-post,postid-270,single-format-standard,et_monarch,et_bloom,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-10.1.1,unknown,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

Empanadillas de pollo

El otro día preparó mi madre un pollo asado de estos de categoría, del que comimos los 3 en casa 2 días. Pero claro, el sábado todavía quedaba pollo y el domingo era el día de la madre, teníamos invitados y por tanto había que hacer algún otro menú especial. Y dijo mi madre, “pues no me apetece nada hacer croquetas….” así que le dije yo: “dejamelo a mi que ya llevo tiempo intentando probar una cosa….”. Y esa cosa que ya llevaba yo con tiempo de probar son las obleas para empanadillas. Me encantan porque además de poder aprovechar restos de cualquier cosa quedas estupendamente en cualquier ocasión, tanto para una comida en familia como con más gente, porque están muy buenas.
Así que, imaginación al canto me puse manos a la obra (no sería muy justo decir manos en la masa…) y la verdad es que salieron 16 empanadillas buenísimas que le gustaron a todo el mundo.
Os dejo con la receta:

Ingredientes:
– 1 paquete de obleas para empanadillas.
– restos de pollo asado.
– 1 cebolla grande o 2 pequeñas.
– 1/2 pimiento rojo.
– 1/2 pimiento verde.
– 2 tomates maduros.

Lo primero será picar el pollo que vayamos a usar bastante pequeño (no tanto como si fuese para croquetas, pero pequeño).

 Ponemos 5 cucharadas de aceite de oliva suave 0,4º en la sartén a fuego medio alto (7 de 9 en mi vitro).

 Por otro lado pelamos y picamos la cebolla en trocitos pequeños como si fuese para empanada y hacemos lo mismo con los pimientos.
Cuando el aceite esté caliente echamos las verduras.

 Rehogamos hasta que la cebolla esté transparente.

 Entonces añadimos el pollo y mezclamos bien.

 Y añadimos los dos tomates pelados y cortados en trocitos.

 Rehogamos durante 10 minutos más hasta que el tomate se empiece a deshacer y retiramos del fuego.

Dejamos enfriar.
Ponemos papel vegetal sobre una bandeja de horno.

Vamos sacando las obleas para empanadillas y poniendo el relleno sobre la mitad de la oblea.

Con un pincel con agua pintamos el borde de la mitad contraria y cerramos la empanadilla, haciendo primero un bordecito hacia dentro con la parte que habíamos pintado y luego aplastando el borde con un tenedor para que se pegue bien.

Continuamos el mismo proceso hasta tenerlas todas.

 Precalentamos el horno a 200º y horneamos a esa misma temperatura entre 15 y 25 minutos hasta que estén doraditas (en mi horno, que es más lento que el caballo del malo, las tuve 25 minutos).

 Y voilà, listas para comer….. están deliciosas, pero eso sí, al día siguiente, aunque aún están buenas, habrán perdido un poco.

 Espero que os sea útil la receta, animaros.
Que paseis un buen fin de semana y…… Tito al moro!!!!

9 Comentarios
  • Curra
    Publicado en 15:56h, 05 Mayo Responder

    Realmente ricas estas empanadillas y como se aprovechan restos haciendolas.
    Un besote

  • Marcos
    Publicado en 16:42h, 05 Mayo Responder

    yo no soy mucho de empanadillas, pero la verdad es que estas tienen una pinta muy buena

  • bearecetasymas
    Publicado en 17:52h, 05 Mayo Responder

    Madre, que ricas!!!! Estas me las apunto también para cuando tenga restos de pollo, tienen que estar de vicio!!!
    Un beso guapa!

  • Lolah
    Publicado en 19:55h, 05 Mayo Responder

    Las empanadillas son una de mis debilidades, y el relleno que le has hecho a estas me parece de lo más apetitoso…qué ricas!!!
    Un besico.

  • Silvia
    Publicado en 21:17h, 05 Mayo Responder

    como te has currado el paso a paso, tienen una pinta muy buena

    besos

  • Espe
    Publicado en 10:49h, 06 Mayo Responder

    aprovechando,como debe de ser.te quedaron riquisimas

  • MªJosé
    Publicado en 14:23h, 06 Mayo Responder

    Las empanadillas estan ricas todas, pero de pollo no las he probado, tienen que estar deliciosas.
    besosss preciosa
    buen finde

  • Silvia
    Publicado en 11:57h, 07 Mayo Responder

    Me gusta el relleno, tiene que tener un saborazo de preocupar. Seguro que es aditivo y engancha desde el primer mordisco. También me ha gustado que las hayas hecho en el horno. Sanas y ricas hasta decir basta.

    Besos y buen fin de semana 😀

  • *Eva*
    Publicado en 07:59h, 09 Mayo Responder

    te quedaron deliciosas! y al horno, mucho más ligeras.
    bs!

Deja un comentario

Pin It on Pinterest

Share This