Bizcocho de yogur, avena y limón - La Cocina de Mezquita
152
post-template-default,single,single-post,postid-152,single-format-standard,et_monarch,et_bloom,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-10.1.1,unknown,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

Bizcocho de yogur, avena y limón

Sabéis que estoy siempre a la caza y captura de algún bizcocho distinto, me encanta la repostería casera, poder desayunar o merendar un trocito de bizcocho o bollo hecho en casa me hace muy pero que muy feliz.
La culpa de todo esto es de mi madre… Cuando eramos pequeñas en casa la repostería industrial y todo lo relacionado con ella estaba super prohibido… no se compraban bollos, ni cruasanes ni magdalenas ni donuts ni nada así. La nocilla era sustancia prohibida y por supuesto se aplicaba el mismo tratamiento a los snacks salados. La aduana estaba completamente blindada.
Así me pasé los cumpleaños de mis amigos durante mi infancia poniéndome mala de empacho. No lo digo figuradamente, sino totalmente en serio…. Mientras el resto de niños iban a los cumples a jugar, yo pasaba un tanto por ciento del tiempo muy elevado pegado a la mesa donde estaban las patatillas, los pelotazos, los gusanitos y los sandwiches de nocilla dando cuenta del material… me parecía hasta de mal gusto que el resto de los niños no les prestasen atención…. Al final siempre volvía a casa mala.
Eso sí, os diré que mi madre compensaba esas faltas con dulces que hacía ella; bizcocho de yogur, tarta de nata, tarta de manzana,… Un amigo de la universidad de mi hermana vino a pasar un fin de semana a mi casa y se marchó diciendo que se habían hecho más bizcochos allí ese finde que en su casa en 3 años completos… Y no había sido una ocasión especial…
También fue lo primero que aprendí a cocinar, porque mi madre nos mandaba batirle las masas de los bizcochos, y de ahí mi primer contacto con la cocina en general y la repostería en particular….
Bueno, aclarado ya mi amor por los bizcochos os confieso que cuando Marta publicó en su blog de Una pajarita para Nico este bizcocho, decidí que lo iba a preparar inmediatamente, así que en cuanto pasé por un herbolario y me hice con la harina en cuestión me puse manos a la obra.
He de decir que me sorprendió muchísimo, además de tremendamente sabroso sale una textura ligeramente húmeda que me recuerda a los bizcochos de almendra. Merece la pena probarlo os lo aseguro, es viciosillo como él solo y una alternativa bastante saludable.
Como veréis en la receta, no me he molestado en poner fotos del paso a paso por la sencillez de la receta. Juzgad vosotros mismos……

Ingredientes:

  • 1 yogur natural (yo le puse bifidus desnatado porque era el que había en stock en la nevera y salió perfecto).
  • 3 vasos del yogur de harina de avena.
  • 1 vaso del yogur de aceite suave (yo usé girasol, podéis ponerle uno de oliva sabor suave).
  • 1 vaso y medio del yogur de azúcar.
  • 3 huevos.
  • 1 sobre de levadura de repostería.
  • ralladura de un limón (Marta le añade también el zumo, yo no se lo puse por despiste y resultó exquisito, así que a vuestro gusto).
Precalentamos el horno a 170º.
La preparación no puede ser más sencilla. Se mezclan los huevos, el yogur, el aceite y el azúcar con varillas, si tenéis batidor fantástico.
Se le añade la harina de avena con el royal y la ralladura de limón. Se integra bien y se vierte en vuestro molde favorito engrasado con mantequilla y harina (yo usé uno de plum cake porque salió a ver mundo en cuanto abrí la puerta de la despensa y me pareció una señal, pero podéis usar uno redondo o tipo corona… el que más rabia os de).
Horneamos unos 35 minutos o hasta que al pincharlo el palillo (o lo que uséis) salga limpio.
Sacamos del horno, dejamos entibiar y desmoldamos.
Listo para consumir.
Lo dicho, a ver si sois capaces de comer solo un trocito…..
Espero que paséis muy buen fin de semana, a ver si aprovecháis para bizcochear un poco…. Y recordad que hay que andar que también anda el Alsa…….
Tito al moro!!
4 Comentarios
  • Doris mis cosillas
    Publicado en 17:40h, 05 Mayo Responder

    Que bueno, es mi bizcocho preferido que no defrauda nunca.Lo que dices de tu madre hay que decirte que es una madre 10 con sus bizcochos caseros tan ricos como este.Bsss y buenas noches.

  • Migas en la mesa
    Publicado en 18:45h, 07 Mayo Responder

    Pues yo apoyo a tu madre. Si un día tengo hijos, voy a ser una talibán de las grasas saturadas jejejeje que se preparen… El bizcocho, jugosísimo… que pintaza

  • Las Recetas de Manans
    Publicado en 13:29h, 11 Mayo Responder

    Saludable, sencillo y rico.

  • Merchi
    Publicado en 20:45h, 11 Mayo Responder

    Y en los desayunos un bizcocho así, ¿qué?…¿no es un placer enorrrrrrrrme?..pues claro que si, reina. Ha quedado estupendo, la miga de diez, tierna y esponjosa.

    Bicosss

Deja un comentario

Pin It on Pinterest

Share This